La bella Catalinita y Pif Paf Poltri de Hermanos Grimm

— Buenos días, padre Patosabio:
— Muchas gracias, Pif Paf Poltri.
— ¿Podría obtener la mano de vuestra hija?
— ¿Cómo no? Con tal que les parezca bien a madre Vaca Lechera, al hermano Presumido, a la hermana Comequeso y a la bella Catalinita, no habrá inconveniente.

«¿Y dónde está la madre Vaca Lechera?»
«Ordeña las vacas, allá en la boyera.»

— Buenos días, madre Vaca Lechera.
— Muchas gracias, Pif Paf Poltri.
— ¿Podría obtener la mano de vuestra hija?
— ¿Cómo no? Con tal que les parezca bien al padre Patosabio, al hermano Presumido, a la hermana Comequeso y a la bella Catalinita, no habrá inconveniente.

«¿Y dónde está el hermano Presumido?»
«Partiendo leña, detrás del ejido.»

— Buenos días, hermano Presumido.
— Muchas gracias, Pif Paf Poltri.
— ¿Podría obtener la mano de vuestra hermana?
— ¿Cómo no? Con tal que les parezca bien al padre Patosabio, a la madre Vaca Lechera, a la hermana Comequeso y a la bella Catalinita, no habrá inconveniente.

«¿Y dónde está la hermana Comequeso?»
«Cortando hierba para los conejos.»

— Buenos días, hermana Comequeso.
— Muchas gracias, Pif Paf Poltri.
— ¿Podría obtener la mano de vuestra hermana?
— ¿Cómo no? Con tal que les parezca bien al padre Patosabio, a la madre Vaca Lechera, al hermano Presumido y a la bella Catalinita, no habrá inconveniente.

«¿Y dónde está la bella Catalinita?»
«En su cuarto, contando sus moneditas.»

— Buenos días, bella Catalinita.
— Muchas gracias, Pif Paf Poltri.
— ¿Te gustaría ser mi novia?
— Ya lo creo. Si les parece bien a mi padre Patosabio, a mi madre Vaca Lechera, a mi hermano Presumido y a mi hermana Comequeso, no hay inconveniente.
— Bella Catalinita, ¿cuánto tienes de dote?
— Catorce reales en buena moneda, un cuarto y medio de deudas, media libra de ciruelas, un puñado de hojuelas, cuatro cazuelas,
así como suena;
¿no es una dote buena?

— Pif Paf Poltri, ¿qué oficio tienes? ¿Eres sastre?
— Mucho mejor.
— ¿Zapatero?
— Mucho mejor.
— ¿Labrador?
— Mucho mejor.
— ¿Carpintero?
— Mucho mejor.
— ¿Herrero?
— Mucho mejor.
— ¿Molinero?
— Mucho mejor.
— ¿Eres quizás escobero?
— Eso es lo que soy. ¿Verdad que es buen oficio?

Añadir un comentario
Leer la cuento La bella Catalinita y Pif Paf Poltri del poeta Hermanos Grimm en el sitio CuentosOnline - los mejores cuentos hermosos para niños en español.