Las migajas en la mesa de Hermanos Grimm

Un campesino dijo un día a sus mascotas: «Vengan al comedor y disfruten, coman de todas las migajas de pan que hay en la mesa. La señora ha salido a cumplir con algunas visitas. » Entonces las pequeñas mascotas dijeron: «No, no. No iremos. Si la señora lo llega a saber, nos castigará.» — «Ella no sabrá nada de esto,» dijo el campesino. «Vengan, después de todo ella nunca les da nada bueno.» Y los perritos, meneando sus cabecitas, dijeron de nuevo: «Nopi, nopi, no iremos. Dejaremos eso donde está.» Pero el campesino no los dejaba en paz, hasta que al fin fueron, subieron a la mesa y comieron todas las migajas que pudieron. Pero en ese momento llegó la señora, y revoloteó un pequeño látigo con gran destreza y los castigó severamente. Cuando salieron sollozando de la casa, los perritos dijeron al campesino: «¡Uh, uh, uh! ¿Viste…?» El campesino se rió y dijo: «Ji, ji, ji. ¿Y no era eso lo que esperaban…?» Y a ellos no les quedó más que salir corriendo.

Añadir un comentario
Leer la cuento Las migajas en la mesa del poeta Hermanos Grimm en el sitio CuentosOnline - los mejores cuentos hermosos para niños en español.